Sobre la Ley Sinde...

La Ley Sinde no deja de ser un tema extremadamente actual... ¿Censura? ¿Control? ¿Pérdida de todo aquello que a lo largo de nuestra historia hemos estado luchando por conseguir? Mi compañera Cristina Fernández y yo, Elsa Valdivielso, decidimos asistir a la gala de entrega de los premios Goya, el pasado 13 de Febrero, en el cual se celebraba asimismo la protesta contra la Ley de Economía Sostenible. Así pudimos sacar nuestras propias conclusiones, más allá de lo que cualquier medio pudiese contarnos. Así pues, a continuación, expondré mi punto de vista en cuanto a todo aquello que nos está afectando a todos de forma más o menos directa.

En primer lugar, quiero mencionar la figura de un economista y escritor rancés, J. Attali que, a lo largo de su vida profesional ha escrito algunos ensayos reflexionando, sobre todo, sobre la música y la relación que mantiene ésta con la economía y donde nos recuerda, como idea casi fundamental de todos sus escritos, el aspecto profético que tiene la música, señalando cómo la música se anticipa a los cambios sociales. Haré referencia a esto más adelante en la entrada.

Por una parte, la Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde y, en definitiva, el Gobierno, alegan que la Ley de Economía Sostenible se crea para intentar enfrentar la crisis que atraviesa España y para proteger los derechos de autor. Para ello, se crea una Comisión de Propiedad Intelectual que se encargará de penalizar a los infractores de la ley vía administrativa sin la intervención de ningún tipo de Juez o cargo judicial durante el proceso y quien, en el último punto, simplemente actuará para decir si está o no de acuerdo con la resolución final. En esta parte se encuentra el apoyo de la SGAE, quienes humildemente buscan que los artistas puedan recaudar fondos gracias a sus obras.

Por otra parte, se encuentran todos aquellos que están en contra de todo lo establecido en el párrafo anterior. Gente, ciudadanos que reivindican el respeto a nuestros Derechos Fundamentales que han de prevalecer siempre, y más aun en este contexto en el que se enfrenta con los derechos de autor. Todo esto y más aspectos se recogen en un manifiesto redactado por periodistas, blogueros y demás personas que buscan un equilibrio en nuestra sociedad.

Democracia viene recogida en la RAE como “Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno.” España dice ser, como indica la Constitución Española, carta magna de nuestros derechos y libertades, en su artículo 1.1“España se constituye es un Estado social y democrático de Derecho (…)”

Visto lo visto, con lo sucedido en estos últimos días: la aprobación de la Ley Sinde por parte del Senado, la dimisión del director de la Academia de cine, la protesta a favor de la libertad de expresión a las puertas de los premios Goya que, he de añadir, no se ha podido comprobar en casi ninguno de los medios de comunicación con una cierta objetividad…parece que señala algo que, como mencioné en un principio, ya Attali venía indicando y que, me temo, no puedo por más que estar de acuerdo con sus palabras y encontrar un cierto pesimismo en todo este asunto “Si funciona el control de la música… será profecía de nada menos que una sociedad totalitaria”

¿Realmente nos encontramos en un Estado social y democrático de Derecho? ¿Verdaderamente los políticos, en los que hemos confiado para sacar adelante lo mejor de todos nosotros, están buscando una sociedad intelectual, capaces de pensar por nosotros mismos?
No puedo por menos que recordar a George Orwell, no lejos de ser una exageración con su libro1984, donde nos señalaba lo que sería una profecía de nuestro futuro, seres capaces de no pensar, manipulados totalmente por el Gobierno. ¿Realmente estamos llegando a tal punto?

Que la música se haya convertido en “una mercancía, un medio para producir dinero” no implica que ésta ya no pueda seguir evolucionando, y como en la música, debería aplicarse en todos los aspectos de nuestra vida en sociedad; en la evolución, por mucho miedo que nos pueda dar aceptar ese cambio que implica, ha de tenerse siempre presente. El fenómeno de la evolución es vital para nuestra sociedad y hay que comprenderlo para poder aceptarlo y así, poco a poco, mejorar todo aquello que nos rodea.

Quiero cerrar esta reflexión con unas palabras de Álex de la Iglesia, pronunciadas en la Gala de los Goya que, aunque referidas al cine, se puede aplicar de igual modo a cualquier tipo de industria: “Somos parte de un todo y no somos nadie sin ese todo. Una película no es película hasta que alguien se sienta delante y la ve (…). Dicen que he provocado una crisis. Crisis en griego significa proceso o cambio. Y el cambio es acción. Estamos en un punto de no retorno y es el momento de actuar, no hay marcha atrás. De las decisiones que se tomen ahora dependerá todo. Nada de lo que valía antes vale ya. Las reglas del juego han cambiado. (…) No hay nada mejor que sentirse libre creando y compartir esa alegría con los demás.”

Y, para finalizar, os dejaré unos enlaces de interés:

Protesta contra la Ley Sinde

http://www.youtube.com/watch?v=IZs70TOY6iA

Discurso de Álex de la Iglesia


(Debido a un problema técnico no he podido cargar directamente los videos como ha hecho mi compañera Laura.

Y, por último, una imagen vale más que mil palabras...


3 comentarios:

Laura Gil Alcalde dijo...

Me parece interesante comentar unos aspectos relacionados con todo este asunto.
Todos sabemos que ha surgido una especie de crisis reivindicativa en torno a la música y toda la polémica que rodea a la Ley Sinde, pero creo que ante todo debemos plantearnos de dónde surge todo esto, ¿por qué se están tomando todas estas medidas?
Bien, para ello debemos mirar, como casi para todo, al otro lado del charco, a esa gran potencia que es EE.UU, que al paracer lo controla todo.
El hecho de que se distribuya música sin respetar los derechos del Copyright (que es lo que pretende evitar la Ley Sinde) afecta a las productoras musicales, a esas grandes industrias culturales, ¿y dónde se encuentran las grandes productoras, principales interesadas en que se pague el Copyright-que es lo que le da dinero-? Creo que ya saben cuál es la respuesta.

Alicia Ruiz Fernández dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Laura, la Ley Sinde se basa únicamente en salvaguardar los intereses de un grupo de personas, y no de la cultura como afirman muchos.

Ángel Serrano Sánchez de León dijo...

Está claro que no se puede ser juez y parte.

Publicar un comentario